Mejor de lo esperado

El técnico Pepe Correa dando instrucciones desde la banda a sus jugadores

                           Y como no podría ser de otra forma, la victoria de un momento a otro debía de llegar, y afortunadamente lo ha hecho de la forma más increíble posible. El primer partido de liga, ese de los que hacen historia en cualquier club, en el nuestro puede hacerlo perfectamente con enormes letras de oro, ya no solo por la victoria sino por el gran esfuerzo que hicieron todos los chicos por triunfar en un día mágico para Alma de África. Además, a pesar del mal tiempo debido a la lluvia, aún así se puede decir que hubo un buen ambiente respecto a público, que sobre todo no paró de animar, aunque cabe destacar los más de un grito de ¡Canasta, canasta! a la hora de marcar gol, esa confusión entre otras, que hizo que el público se lo pasara mejor de lo esperado con un partido de fútbol.


                           En lo referente a lo deportivo, pudimos ver un equipo muy bien plantado tácticamente, como antes nunca lo había hecho. Gracias al buen plante, a tan solo 9 minutos de haber comenzado el encuentro una jugada de Abdell entrado por banda sorprendió al equipo rival marcando un gol de auténtico crack. La primera parte finalmente concluiría con 1-0, a pesar de las grandes jugadas como un mano a mano de Frank que salió fuera por escasos centímetros, otro gol anulado a este por fuera de juego y un enorme tiro de un jugador del Español de Vejer que rozo lo justo el portero para desviar al larguero. No sería hasta el 69 de la segunda parte cuando con un poco de fortuna llegaría el 2-0, ya que mientras Rafa caía al suelo por un lance con un jugador, el balón golpearía en su cabeza haciendo que éste se fuera al interior de la portería rival. El 3-0 llegaría de penalti por mediación de Okoro, el cual sería expulsado tan solo 5' después a causa de interferir en un saque de falta indebidamente. Y a falta de tan solo 1 minuto para concluir el encuentro, Yves que había entrado hacía 2 minutos en el terreno de juego, remataría el resultado con un 4-0.